Pensiones alimenticias

Si una pareja tiene hijos, uno de los cónyuges pagará una cierta suma de dinero -la pensión alimenticia- a la otra parte, en caso de que el beneficiario tenga una desventaja económica real después del divorcio. Incluso si las dos partes son financieramente independientes, el padre que ha recibido la custodia tiene derecho a beneficiarse de la pensión alimenticia.

La pensión alimenticia es la cantidad de dinero que debe ingresar cada mes el cónyuge no custodio al cónyuge que ostenta la guardia y custodia de los hijos. Su objetivo es ofrecer a los hijos lo que se considera indispensable para vivir (alimentos, alojamiento, vestido, asistencia médica y educación).

El padre que no está cuidando a un niño pagará generalmente entre el 15 y el 40% de sus ingresos al otro padre que recibió la custodia del niño. La custodia se otorga a la madre en la mayoría de los casos, si es capaz de cuidar de sus hijos, pero hay casos en los que los padres tendrán una custodia compartida.

No existe ningún baremo oficial que fije la cuantía de esta pensión, sino que será establecida a criterio del Juez en función de los ingresos de los padres y los gastos de cada uno de los hijos. Esta cantidad podrá incrementarse o disminuirse judicialmente en función de futuros cambios económicos presentando una modificación de medidas.

La pensión de alimentos no incluye gastos extraordinarios o imprevisibles, como ortodoncias, gafas o enfermedades no cubiertas por la Seguridad Social.

Ambos padres pueden pactar la cuantía de la pensión, pero el Ministerio Fiscal es el encargado de velar por el derecho de los hijos, por lo que, si considera inapropiadas las cantidades, instará al Juez a desestimar la propuesta.

El incumplimiento en la pensión de alimentos conlleva responsabilidades penales al ser considerado un delito de abandono de familia.

Atención

El contenido de este artículo está destinado a proporcionar una guía general sobre el tema. El consejo de especialistas debe ser buscado de acuerdo a sus circunstancias especificas.

Renuncia de responsabilidad del sitio web

La transmisión y recepción de la información contenida en este sitio Web, en todo o en parte, o la comunicación con InfoAbogados.Es a través de Internet o correo electrónico a través de este sitio Web no constituye ni crea una relación abogado-cliente entre nosotros y ningún destinatario. Usted no debe enviarnos ninguna información confidencial en respuesta a esta página web. Tales respuestas no crearán una relación abogado-cliente, y cualquier cosa que usted nos revele no será privilegiada o confidencial a menos que hayamos acordado actuar como su asesor legal y usted haya firmado un acuerdo de compromiso por escrito con InfoAbogados.Es. Es posible que el material de este sitio web no refleje los desarrollos legales más actuales. El contenido y la interpretación de la ley a la que se hace referencia en el presente documento están sujetos a revisión. Rechazamos toda responsabilidad con respecto a las acciones tomadas o no basadas en cualquiera o todos los contenidos de este sitio en la máxima medida permitida por la ley. No actúe ni se abstenga de actuar en base a esta información sin buscar asesoría legal profesional.